MONTSERRAT CLAUSELLS PAISAJES DE LA MELANCOLIA

Exposición Elsa Peretti’s Foundation

 

Hay en los paisajes interiores de Montserrat Clausells un tinte de melancolía que no parece resultado de una nostalgia sino, que como diria Eckhard Neumann, de una melaconlía que contiene gérmenes para una nueva vida. Y Eckhard sigue diciendo en su libro Mitos de artista, que esos gérmenes que rompen la marcha uniforme mediante una separación de las acostumbrados formas de existencia, pueden llegar a ser “ la cuna de nuevas esperanzas que, alimentadas por la utopia y la reflexión , acaban siendo una sutil introducción al futuro “.

La pintora cuenta de toda evidencia entre los artistas que no viven abocados a la vertiginosa actualidad y sus imperiosas urgencias sino que halla solaz en la quietud y soledad del paisaje: ensu pintura parece que algo acaba de pasar o que algo está a punto de suceder, siendo sólo perceptible su ausencia.

Ya se trate de captar el Paso de la luz,de cualquiera de sus Noches o de una Caricia del ausente,sus espacios sabiamente estructurados siempre aparecen vacios y a pesar de que su pintura nada tenga de narrativa, se diria que son el retrato de una ausencia.

También sus evocaciones de ciudades, sus visiones de “ Nueva York en junio” o de Berlin, huerfanas de la presencia humana , describen climas que suspendidos entre la utopía y la imaginación, revelan el mágico sosiego de su ensueño.

Una obra que hay que ir descifrando poco a poco a medida que conseguimosuna mínima familiariadcon su lenguaje y logramos que el hálito poético que de su obra emana, nos hechice y nos envuelva.

Tales ausencias suelen ser inquietantes con un punto de intriga y algo de desolación como en Bálsamo, Territorio o Color. En cuanto a Ocañala composición se tiñe de rojo como para marcar que en esta ocasión la ausencia tiene rastros de muerte.

Como dice Eduardo Mendoza a modo de presentación, “ parece como si la profesión hubiera ido creciendo poco a poco en su interior, sin revelaciones, de resultas de una suma de factores”.

Poco a poco y de resulta de una suma de factores, de seguro, pero lo cierto es que hay Montserrat Clausells, a pesar de su juventud, una artista consumada, una pintora de extraordinarios recursos expresivos cuyo rigor compositivo y cuyo dominio de la gradación del color rayan en el virtuosismo por no decir la perfección.

 

Maria Lluisa Borràs

ES

EN